sábado, 28 de enero de 2017

Tiempo de barbaridades y sorpresas

Trump tiene una personalidad horrible, sus gestos son espantosos, es burdo, caricaturesco, impulsivo, repelente y feo. 

El abominable Trump 

Sin embargo la idea de construir una barrera más útil en la frontera parece buena (no debe ser un muro e insistir que México pague es una animalada). Los dos oleoductos que paralizó Obama están parcialmente construidos y será mejor completarlos. El de Canadá sacara crudo venezolano del mercado y le dolerá a la dictadura de Cubazuela. Y si a los europeos y la izquierda no les gusta, pues, como dicen en Indiana "too bad, buddy". 

Hacer las paces con los rusos también es buena idea, echar atrás esa amistad asquerosa de Obama con Raúl Castro es lo correcto desde el punto ético y moral.

El Obamacare necesita cambios, pues es un monstruo de frankesten, pero me pregunto si Trump o los republicanos saben qué hacer (da la impresión que son bastante brutos en el tema). 

El tratamiento que le ha dado a los residentes legales y los inmigrantes y viajeros es absurdo, algo verdaderamente increíble. Por eso se merece el premio de bruto del año. Pero debemos recordar que Obama hizo exactamente lo mismo a viajeros cubanos, con visa y todo,  hace dos semanas, y CNN no batió una pestaña. Así que a Obama también le doy el premio de bruto del año. Y Estados Unidos se gana el premio por tener dos presidentes brutos casi simultáneamente. 

Está claro que se están rompiendo los moldes. Y nadie tiene ni idea de lo que va pasar. Pero las élites apestosas que controlan los paises "civilizados" se la buscaron. Ahora viene el tiempo de barbaridades y sorpresas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada