domingo, 31 de marzo de 2013

Como llegar a ser presidente de una gran empresa

¿Cómo se llega a ser presidente de una gran empresa? Existen varios métodos, y todos garantizan que el presidente de esa empresa no sepa hacer bien el puesto en la mayoría de los casos.

¿Sorprendidos?  Resulta ser que las grandes empresas son tan descomunales que es imposible saber que ocurre dentro de las mismas. Por ejemplo, en Enron fue posible tener maleantes en casi todos los puestos clave,  los gerentes honestos no pudieron pararlos y la empresa quebró.  Se  llevaron varios de ellos a la cárcel, pero eso no ayudó ni a los accionistas ni a los trabajadores. Todos perdieron. Enron fue un caso extremo, pues hicieron cosas ilegales.  Pero podemos mencionar casos de empresas que simplemente parecen haber estado mal gerenciadas como Sacyr Vallehermoso y Nokia. Estas empresas tienen una historia muy triste.
 
Ahora veremos que suele pasar en las grandes  empresas para que esta gente llenen esos  puestos.  Existen cuatro métodos para llegar a ser presidente de una gran empresa:
Método 1. Relación familiar con el presidente previo. Ser hijo/hija o cuñado es  mejor. Existen muchos ejemplos de este tipo de presidente. A veces, a pesar de tener buena pinta, llevan la empresa a la bancarrota. Unos pocos lo hacen bien, pero eso se ve más cuando toman las riendas en  empresas pequeñas y medianas. Por ejemplo, Rupert Murdoch heredó  el control de una empresa mediana y la hizo crecer muchísimo.  Pero dicen que su hijo va a tener muchos problemas si quiere heredar su puesto.
Método 2. Tener una relación excelente con el presidente previo. Normalmente estas personas se han pasado todo su tiempo besando las nalgas del presidente que los recomienda para que tomen las riendas.  Tienden a ser mediocres con buena pinta. Son famosos por su lealtad. Están asociados a decisiones desastrosas  pero se las han arreglado para esconderlas. Los ayuda el hecho de que otros gerentes les temen porque piensan que son favoritos del presidente y si dicen algo se van a meter en lios. Muchas veces nadie sabe que tienen esqueletos escondidos por doquier hasta que es muy tarde.  BP tuvo un presidente de este tipo y le fue muy mal.

Método 3. Ser recomendado o nombrado por un político importante. Esto funciona muy bien para ser presidente de una empresa estatal. Tienden a no saber mucho del negocio, pero al estar muy ligados con el gobierno, les puede ir bien. Como muchas empresas estatales no tienen  ganancias, nadie se da cuenta que son tontos. Sin embargo suelen ser fatales a largo plazo. Un ejemplo es el presidente de PDVSA, la petrolera venezolana.
Método 4. Son recomendados por una empresa que se especializa en buscar presidentes. Pueden resultar buenos, o pésimos. El proceso de entrevista que pasan es bastante agobiante, y el finalista es más o menos bueno (pero no necesariamente el mejor). Sin embargo muchas veces tienen problemas porque no conocen a nadie dentro de la empresa. Y a veces tampoco conocen el negocio, lo que me hace preguntarme cómo esas empresas especialistas logran que les den el trabajo en primer lugar. Hewlett Packard tuvo un presidente reclutado de otra empresa y les salió muy mal.
Desde mi punto de vista, deberían tener un quinto método para mejorar el comportamiento de los presidentes de las grandes empresas. Yo los escogería dentro de la empresa. Esto quiere decir que tienen que ser empleados y haber estado trabajando ahí por un tiempo.
Me gustaría probar algo radical: una votación entre compañeros de trabajo,  para ver quién gana.  Esto sería parecido a lo que hacen en el Vaticano para elegir al Papa.
 
Se pueden reunir  los que tengan más experiencia y/o un cierto nivel de responsabilidad.  Pueden discutir quienes serian los que deben ser considerados, y tomar una serie de votos secretos.  Creo que funcionaria. Lo que necesitamos es meternos en  una empresa gigante para probarlo. Si lo logramos  yo quiero ser candidato y que Uds. voten por mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada